La esterilización de los animales de compañía tiene enormes beneficios para la salud y el comportamiento de las mascotas.

En el caso de una perra, por ejemplo, hay una disminución significativa de la aparición de tumores mamarios cuando la esterilización se realiza antes del primer celo. Según un estudio, las tasas de tumores mamarios son del 17% al 54% en las perras de más de siete años que no están esterilizadas. Este índice disminuye en un 95% cuando se esteriliza a la perra.

La esterilización también limita las secreciones hormonales y previene las infecciones uterinas.

También hay beneficios para el comportamiento. Por ejemplo, los perros machos no castrados tienden a huir. ¡Olerán a una hembra a 30 kilómetros de distancia! Además de reducir el índice de agresiva. Una perra castrada joven (antes del primer celo) conservara más su lado juguetón y alegre.

Por otro lado, un gato macho no esterilizado se peleará más a menudo, mientras que una gata probablemente tendrá dos episodios de celo al año, normalmente en febrero y agosto.

Por último es importante recordar que controlar la natalidad reduce el número de grandes camadas y por lo tanto el número de abandono de animales.

Desde el 30 de noviembre de 2018 ha entrado en vigor en la Rioja una nueva Ley que obliga la esterilización de los animales de compañía. Esperemos que pronto se generalice a todas las comunidades…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *